jueves, 12 de agosto de 2010

Entre el vino y el hielo : Mendoza


Despues de haber visto pasar Argentina durante unas 19 horas por la ventanilla del colectivo, llegamos a a Mendoza. Nada más salir de Bariloche, la Argentina glamurosa que conocimos en Bariloche desapareció en un suspirar, y atravesamos amplios valles y terrenos salvajes que no tenían fin. Apenas se veía rastro alguno de obra humana. Daba miedo la frialdad patágonica, y Bariloche parecia un sueño irreal, algo imposible de existir.

Mendoza resultó ser una ciudad de edificios irregulares, con grises predominantes, y si uno se fija, todas las calles de la ciudad están arboladas. Mendoza es como un oasis rodeado de un frio desierto.

En Mendoza pudimos visitar varios viñedos, y constatar el buen arte de los caldos existentes. Sin duda me quedaría con los Malbec. Desafiando el frio que imperaba, alquilamos unas bicis y nos fuimos a la zona de Maipu. Resutó un día agadable...ademas el vino nos hizo entrar en calor.También estuvimos en la famosa calle Aristides Vilanueva, famosa calle de bares y ambiente nocturno. Me imaginaba una calle llenas de tascas sucias, de colillas en el suelo y tal...pero nos encontramos con bares-pub glamurosos donde daba rollo entrar con unas botas de monte.Una cosa muy importante:Los Argentinos salen muy muy muy tarde...esto es...en Argentina nunca es tarde para salir.

Si no quereis rascaros mucho el bolsillo a la hora de comer os recomendaría daros una vuelta por el mercado central municipal...donde podreis comer a precios asequibles y de buena calidad. Nosotros nos hicimos con una paella, que después de tanta carne argentina, me entró de cine.

Otro día aprovechamos para ir al parque del Aconcagua. El trayecto se realiza en mítica ruta 7, o llamada ruta transoceánica, que unen Buenos Aires y Valparaíso, necesitando unas 3 horas para ello. Para llegar a los pies del Aconcagua, hace falta serpentear por los diferentes escalones que desprenden los Andes. En primer lugar se sitúa la precordillera, para después dar paso a la cordillera frontal.Entre la cordillera frontal y la central se sitúa el valle de Uspallata. El paisaje en la cordillera frontal, es más frio, los blancos de las nieves dominan la variedad cromática y cada monte que veamos, hasta el más recatado supera los 5000 metos de altitud.

Un poco más abajo del parque del Aconcagua, se sitúa el Puente del Inca. Se trata de unos de los pocos puente naturales del mundo y era utilizado hace muchos años por el pueblo Inca. Se tataba de un paso clave, puesto que mediante este paso salvaban el Rio Horcones.

Precordillera Andina...y esto solo es el principio


La carretera panamericana que unen Buenos Aires y Santiago de Chile


Entre la precordillera y la cordillera central la nieve desapareció...


Y en la cordillera central apareció de nuevo la nieve...Aconcagua al fondo


Puente de los Incas...cerca de Penitentes


Nosotros en el puente del Inca...no os engañeis...hacía unos -15 cº


Aqui hacía un poco más de calorcito...¿sería por el vino ingerido?...un viñedo de Maipu

Una de las visitas a la bodegas...